Cholo soy y no me complazcas , noticias Viernes, 10 febrero 2017

5 consejos infalibles para animar tu vida sexual (tengas o no tengas pareja)

Hernán Migoya

Escritor español. Autor del best-seller "Todas putas" y guionista de “Plagio”, primera novela gráfica europea situada en el Perú. También es autor del ensayo erótico "50 peruanas de bandera", coguionista del biocómic "Señorita Laura" (Premio Luces 2015) y acaba de lanzar su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).

1. Abstente de mantener relaciones sexuales y pajearte durante 6 meses

Cura

Imagen: evasunderklader.se

Una de las vivencias más interesantes que existen en el ámbito sexual es precisamente la de la abstinencia: durante una temporada hice la prueba de no copular ni masturbarme, para que el sexo no dominara mis pensamientos, y la verdad es que resultó un experimento exitoso. Pero lo más interesante es que a lo largo de esos seis meses que estuve sin tocarme ni permitir que me tocaran, el nivel de sensualidad de mis sentidos también aumentó muchísimo… hasta el punto de que cualquier acercamiento de otra persona deseable, cualquier roce de manos, cualquier perfume, incluso la estela de una cabellera fragante ¡provocaba la más rotunda excitación! Terminé el experimento cuando me corrí recurriendo solamente a imágenes casquivanas en mi mente, sin contacto manual por medio.

Con razón los curas se arriman a todo lo que se mueve…

2. Mastúrbate con tu pareja en el cine

agames cc

Imagen: agames.cc

Si la película que están viendo en el cine les aburre, no hay nada más divertido que masturbarse mutuamente. Es muy morboso que otros adultos puedan adivinarlo desde sus butacas y traten de ver más en la oscuridad, y si en la gran pantalla hay algún actor o actriz atractivos, la operación resulta doblemente excitante. También es un pasatiempo muy gozoso si están en medio de una película vacía pero envuelta de pretensión: Christopher Nolan, Terrence Malick o Yorgos Lanthimos son directores ideales para hacerse una paja física, la respuesta más acorde a sus pajas mentales.

Lleven siempre consigo un bol de palomitas o un recipiente donde poder efectuar la descarga seminal, en el caso masculino. Dejar el respaldo de un asiento chorreando de semen no es el panorama más deseable para los esforzados empleados del cine. Eso sí, si son capaces de propulsar su eyaculación o su squirt hasta la pantalla, háganlo: seguro que no hay nada más divertido que ver a Ryan Gosling bailando con un pedazo de leche condensada colgándole de los morros.

3. Hazlo en tu casa con las persianas subidas

chatsports com

Imagen: chatsports.com

El exhibicionismo en dúo es siempre un deporte divertido. Si vives en un departamento con vistas a otros edificios, levanta todas las persianas y tira con tu pareja o amante a la vista de cualquier mirada accidental.

Lo pueden hacer en el dormitorio, en el salón, en la cocina. ¡Regalen un National Geographic gratis y en vivo a sus vecinos!

saharasamay com

Imagen: saharasamay.com

Otra opción sumamente placentera es hacer el amor vestidos de cintura para arriba y asomados por la ventana, de manera que cualquier espectador al verlos no se sienta seguro de que están efectuando alguna actividad de índole sexual… pero no pueda evitar la duda y seguir mirando.
Eso todavía pone más.

4. Mira a tu pareja haciendo el amor con otra persona

tampapartygirl com

Imagen: tampapartygirl.com

Para demostrarse a uno mismo que realmente ama a la persona con la que mantiene una relación sentimental, no hay mejor prueba que animarla a practicar sexo con otro ser humano. ¡Y también supone un test infalible para averiguar si tu pareja está enamorada de ti!
Si tu pareja te ama, te mirará mientras tire con esa otra persona; si no, se olvidará de tu presencia y solamente estará concentrada en su propio placer.

Asimismo, si tú la amas, disfrutarás muchísimo mirándola disfrutar. Si solamente sientes celos, entonces no la amas: únicamente piensas en tu pareja como en un objeto de posesión, como si fuera tu carro nuevo o la hipoteca de tu casa.

Hasta que no veas a tu pareja poseída por otro sexo o poseyéndolo, no sabrás lo que es el amor de verdad.

5. Acuéstate con alguien de tu mismo sexo

Youtube

Imagen: YouTube.com

Éste es el punto más divertido de todos y el que más recomiendo encarecidamente: si nunca se han acostado con alguien de su mismo sexo, ¡no sé a qué esperan! Van a reír sin parar y lo van a pasar fabulosamente.

En realidad, todos los seres humanos somos homosexuales: todos nos excitamos recibiendo las caricias de una mano del mismo sexo: ¡la nuestra! Consecuentemente, tirar con alguien del mismo género no reviste ningún problema ni conflicto personal. ¡Dios nos ha hecho así a todos, por tanto no tiene nada de antinatural! Yes, we can!

En el caso de los hombres, al principio se van a reír mucho, porque es como acostarse con un duplicado de uno mismo, con la diferencia de que este duplicado sí puede ponerte un pene en la boca. Anímense a experimentar y a buscar combinaciones en el cuerpo de otro varón, como en el Tetris. ¡Cuando sientan el semen de él cosquilleando en la garganta seguro que les da un ataque de risa como a mí!

fr fotolia com

Imagen: fr.fotolia.com

Hernán Migoya

Escritor español. Autor del best-seller "Todas putas" y guionista de “Plagio”, primera novela gráfica europea situada en el Perú. También es autor del ensayo erótico "50 peruanas de bandera", coguionista del biocómic "Señorita Laura" (Premio Luces 2015) y acaba de lanzar su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).