Cholo soy y no me complazcas Jueves, 9 julio 2015

La revista que Eguren estaba esperando: ¡’Fanzine para chicas y maricas’!

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).

portada

En España acaba de salir un Especial en formato revista tituladoFanzine para chicas & maricas que sería muy recomendable enviar a todos los congresistas homófobos: los de allí y los de aquí, puesto que los hay en todo el mundo. A Juan Carlos Eguren le gustará especialmente, porque así tendrá una nueva oportunidad de denunciar el envilecimiento y superficialidad a la que llega la cultura promovida por esa comunidad que al parecer él identifica como “enfermos sexuales”. Me encantaría saber su opinión si tuviera entre manos esta publicación que, en palabras de su artífice Julián González, constituye “un sincero homenaje, sin ironías ni dobles sentidos, a las revistas que durante el siglo XX se dirigían de manera más o menos encubierta al público femenino y gay”. Apuesto a que Eguren montaba en justa cólera si la hojeara.

En realidad yo también estoy colérico: en mi caso, con el susodicho González, porque no ha contado conmigo para escribir en su Fanzine…

Sin embargo, como lector, me identifico al 100% con casi todos los artículos. Los contenidos de Fanzine para chicas & maricas que más me gustan son los más banales, porque yo también soy banal. Por ejemplo, hay sendos textos dedicados a dos de mis películas favoritas de la Historia del Cine.

La primera es La carrera de la muerte (Death Race) de Paul W.S. Anderson, sin duda una de las series B más trepidantes, divertidas y descaradas de las últimas décadas, totalmente desnuda de coartadas sociales o intelectuales (a no ser que la participación de la reputada Joan Allen como espléndida villana se considere una coartada cinéfila) e insultantemente gratuita en su afán de entretener. La protagoniza además Jason Statham, que va camino de igualar en estatura mítica a Charles Bronson (ese inolvidable ícono del cine viril al que Quentin Tarantino dedicó su Kill Bill 2). Statham es más irregular que Bronson (quien en los años 70 protagonizaba casi una obra maestra por año), pero entre Death RaceSafe Parker, a mí me tiene entregado y rendido a sus implacables y mortíferos pies.

jason

Sospecho que estas fotos son para mirar con ojos maricas…

La otra obra maestra a la que se le dedica un desenfadado estudio es Showgirls, filme que marcó eróticamente los años 90 y que acaba de cumplir 20 años de reinado. Absolutamente despreciada en su momento por la crítica oficial -y gran parte de la no oficial-, sólo unos pocos visionarios desarraigados supimos valorar desde su estreno este monumento al kitsch servido de la mano del abrupto holandés Paul Verhoeven, una de mis principales influencias artísticas y morales, creador de más títulos memorables como la desgarrada Delicias turcas (1973), la demoledora Starship Troopers (1997) o la cítrica El libro negro (2006). Showgirls lanzó al estrellato a la preciosa Elizabeth Berkley, quien no sobrevivió al impacto, y consolidó a Gina Gershon como una de las “zorras de celuloide” más inmensas que nos ha dado el Noveno Arte, gracias a su mirada de lúbrica oscuridad y a su boca de vaginales labios.

showgirls

Dos mujeres y arpías maravillosas.

Pero además, Fanzine para chicas & maricas incluye un análisis concienzudo de un título mainstream de los años 80 que al parecer era todo un himno gay solapado: Pesadilla en la calle Elm/Pesadilla en Elm Street 2 (A nigthmare on Elm Street 2, 1985), que el articulista define como “la película de terror más gay del mundo”. Para argumentar esa hipótesis, se añade una entrevista exclusiva con su -muy gay- protagonista, Mark Patton.

pesadilla2

Un chico ‘alegre’ en un filme de pesadilla.

Y para terminar este homenaje impreso a las revistas fanáticas de la cultura pop de los 80 y 90, nada mejor que un repaso minucioso a una de las series más vacuas y divertidas de la tele gringa: Melrose Place. Ojo: en este apartado, la cabeza de cualquier homófobo, o simplemente la de alguien que cree que la cultura sólo es solemnidad, seriedad y pompa, estallará por los aires…

melrose

Qué guapos y qué desocupados todos.

La sección más marica de todas (o la más hetero para chicas, según cómo se mire) es una galería de actores sexies convocados bajo el título Tíos cañón de los 90. Yo de Eguren me la saltaría…

stephen

Este póster de Stephen Dorf podría pasar por hetero si nadie pregunta demasiado.

Si seguimos a pie juntillas las creencias absurdas de algunos, resultará gracioso imaginar la cantidad de “enfermos sexuales” que sin duda ayudará a crear este Fanzine para chicas y maricas. ¡Como los pollos en Bolivia, como mínimo! Y hablando de clichés, seguro que para muchos sus páginas también crearán “personas con mal gusto”, “frívolos diletantes”, “hedonistas decadentes”, “adictos a la cultura de lo trivial” y todo eso que tanto molesta a tanta gente sumamente sensata, culta y de bien…

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).