Cholo soy y no me complazcas , discriminación , libertades , sociedad Viernes, 26 junio 2015

¿Seré maricón sin saberlo?

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).
hm03

Retrato MUY gay tomado por Javier Zapata para Caretas.

Desde que colaboro en utero.pe se han desatado dudas en mi interior sobre mi antaño tan segura y arraigada identidad sexual: a mis 43 años de heterosexualidad sin aparentes resquicios ¿descubriré ahora que soy gay gracias a la sagacidad de algunos internautas?

Todo empezó cuando comencé a manifestar públicamente, como haría cualquier persona sensata y con respeto hacia la vida ajena, mi apoyo a la Unión Civil, a que cada ser humano conviva con quien le dé la gana y se le reconozcan legalmente esos derechos de convivencia, tal como se reconocen los míos o los de cualquier individuo heterosexual.

Sin embargo, algunos de los en general juiciosos comentarios subsiguientes empezaron a apuntar hacia la hipótesis de que mi sexualidad no era tan definida como yo creía: “Maricón, rosquete, loca”, fueron descripciones lanzadas al tuntún por algunas buenas gentes que, en su desinteresado afán por aclararme las ideas, insinuaban que tal vez yo perteneciera al mismo club sexual de esos ciudadanos que tan valientemente asumen su cada día más necesaria y notoria visibilidad.

Y, la verdad, tanto consejo en ese sentido ha terminado por hacer mella en mi coraza y ahora mismo me siento tremendamente sexualconfuso. ¿Será cierto que soy maricón sin saberlo? Lo cierto es que poco a poco empiezan a encajar muchos detalles de mi personalidad a los que no hice caso en su debido momento… Os los detallo para ver qué opináis vosotros y si me podéis seguir aconsejando con tan buen tino:

Freddie-freddie-mercury-32455780-500-500

1) De niño mi mayor ídolo era Freddie Mercury. En esos años jamás se me ocurrió pensar que fuese gay. Yo creía que mi idolatrado Freddie era el no va más de la hombría, el macho hetero más macho, algo así como el Jorge Negrete del rock, con ese bigotón y esa apostura escénica. El día que leí que era homosexual pensé que era una broma. Luego pensé: ¿y qué? Hoy sigue siendo mi mayor ídolo e inspiración artística.

2) En 1997, durante un viaje de vacaciones a Nueva York, entré en una tienda de discos a la busca de alguna novedad interesante… y de pronto me encontré ante un expositor que acogía toda ¡TODA! la música que a mí me gusta: Britney Spears, George Michael, Falco, A-haSpice Girls… Pensaba que estaba en la sección de pop electrónico o algo así, pero cuando alcé mis ojos, la etiqueta del expositor decía claramente: “GAY MUSIC”. ¡Me quedé pasmado de la impresión!

3) No manejo ni tengo licencia de manejar. ¡Y me oriento fatal caminando por las calles, especialmente de noche! Por si fuera poco, me encanta pasear apaciblemente y contemplar los jardines limeños… ¡Vamos, maricón seguro!

4) No soy celoso. Me gusta que la mujer tenga libertad para estar con quien quiera, mientras se trate simplemente de una cuestión de amistad, empatía o atracción sexual por otras personas, y no involucre sentimientos amorosos. Reconozcámoslo: ¡un hombre no celoso es MUY gay!

5) Y, por último, pese a que nunca he yacido ni fantaseado con hombres, sé reconocer y apreciar la belleza masculina. Cuando escribí 50 peruanas de bandera, algunos (sobre todo varones) me acusaron de ser machista por elogiar la belleza exterior en las mujeres (mejor dicho, lo que yo encontraba bello exteriormente, que yo creo casi siempre reflejo del interior si se observa con cierta sensibilidad), así que repliqué en Útero con un ránking similar enumerando los diez famosos peruanos más atractivos a mi juicio. Muchos de los que me acusaron de machismo callaron entonces vilmente, porque si me daban la razón… ¡podrían ser señalados a su vez como cómplices de albergar tendencias homosexuales! O sea, los machistas eran ellos y sus miedos… Pero sí, bien pensado, reconozco que si uno mira a un hombre y lo encuentra guapo, incluso digno de envidia o admiración por su físico imponente, implica con seguridad que en el interior de nuestro pecho late un pequeño mariquita tratando de abrirse paso entre tanta machada autoimpuesta.

Así que en esta diatriba me hallo: ¿seré homosexual del todo y yo empeñándome en que me gustan las chicas?

En fin, lo único que tengo claro es que mañana acudiré a la Marcha del Orgullo Gay en Lima para apoyar a mis amigos, enemigos, conocidos y  desconocidos conciudadanos gays y lesbianas y lo que deseen ser en libertad, junto a un montón más de heterosexuales tolerantes que, en el fondo, seguro que también son maricones perdidos.

16046_1

«¿Mamá, papá? Tengo que contaros algo importante…»

PD. Les dejo con un video divulgativo sobre esta cuestión en el que salen un par de personas de las que tengo el orgullo de saber que me consideran su amigo:

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).
Secured By miniOrange