Cholo soy y no me complazcas Viernes, 19 diciembre 2014

Mis 10 políticas de bandera: ¿Quién es la mujer más bella de la política peruana?

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).

Gracias a un periodista gay muy querido por mí pero con una enfermiza obsesión por los concursos de belleza femeninos, he podido enterarme de esta convocatoria que Peru.com ha realizado para elegir a la política peruana más guapa del año…

lo-mejor-2014

Foto: peru.com

Dado que al ser el autor de este libro que reivindica la belleza peruana, ya se me considera una autoridad en la materia (parece que la única autoridad… o al menos la única que se atreve a reconocerlo, tal vez por mi falta de prejuicios y mi amor a la mixtura…), defendiendo un canon autóctono marcado por el mestizaje y la naturalidad, que se aleja del rasero edulcorado y occidentalizado que preside otros países latinoamericanos como Colombia o Venezuela, os brindo a continuación mi ranking de las 10 políticas peruanas más hermosas. Digo “hermosas”, porque para mí el calificativo “guapa” resulta demasiado reduccionista: la belleza se mide por más baremos que el rostro o lo externo. Digamos que yo me rijo por la atracción que ejerce la mirada, primero, y luego por todo lo demás: la hermosura siempre fluye de dentro afuera.

Éstas son, pues, mis diez políticas de bandera de la 10 a la 1:

 

10. Keiko Fujimori

orig-1407390455693

Foto: Panamericana.pe

Lo siento, pero Keiko me pone. Gordita y todo, me pone. Hace cuatro años la entrevisté en su casa: yo, para ser sincero, esperaba que me recibiera en la penumbra de su salón con un kimono amarillo a flores de lis estampadas; la fantaseaba aguardando con una cerbatana de dardos envenenados en una mano, mientras con la otra palmearía la cabeza de algún cruce de doberman y perro calato peruano especialmente adiestrado para lanzarse a la yugular de cualquier intruso indeseable; y esbozando una misteriosa sonrisa que vaticinase deliciosas futuras torturas…

No fue así, obviamente. Mientras ella me hablaba con dolorosa distancia e irreprochable formalidad, yo imaginaba que debajo de su traje sastre gris quizá portaba algún cilicio mortificante con el que darse gusto de solapa… O que tras obsequiarme con unos exóticos caramelos envenenados que me adormecerían lo justo, jalaría de una palanca disimulada en su reposabrazos y yo caería por una trampa oculta con tobogán incorporado, directamente hasta la celda de su padre, donde unos Quasimodos secuaces me encadenarían como preso impotente de catacumbas fumanchianas, para que la hija me prodigue arañazos extasiantes, latigazos deleitosos y gozosos caderazos…

Yo lo soportaría todo cual masoquista espartano y luego la redimiría cantándole frente a frente:Mira keikosa mais linda…”.

 

9. Yamila Osorio

hbanoticias.com

Foto: hbanoticias.com

La nueva presidenta regional de Arequipa es de esas mujeres que despiertan atracción e inquietud a un mismo tiempo. ¿Estará en sus cabales?, piensa uno al contemplar sus ojos medio alocados. Tiene boca de muñeca Annabelle, redimida por dos gozosos hoyuelos y una naricita golosa. Y el luengo cuello le proporciona lo que todo político desea poseer: clase.

Cuando repetía en su video promocional: “Quiero ser la primera presidenta regional de Arequipa”, siento esos ojos negros fijos en mí y cierta velada amenaza de estudiante obstinada en que la nombren Reina de la Belleza a toda costa… como aquellas protagonistas de películas de terror donde la más frustrada elimina una a una a las demás candidatas.

 

8. Luciana León

larepublica.pe

Foto: La República

La Britney Spears peruana es, obvio, una chica preciosa. Me gusta su risa espontánea y sus ojos color del Pacífico. Algo que no me agrada de Luciana es que el primer libro que ha escrito se titule Acuerdos comerciales del Perú. Título más insulso imposible: no indica demasiada creatividad en ella, ciertamente, y parece dar la razón a sus detractores con la simplicidad del enunciado. ¿No podía haber escrito un debut literario titulado, por ejemplo, “100 modos de utilizar tu belleza exterior para obtener lo que deseas, sin que se note too much?

La revista Playboy la nombró hace no tanto la quinta política más sexy del planeta. Yo sospecho que dicha lista no era muy fiable, porque las tres primeras resultaban proceder de Alemania, que como todo el mundo sabe es el enclave de las mujeres más antisexys del planeta. Así que repitan conmigo: “¡Luciana, eres la octava política más atractiva del Perú según el nuevo canon oficial!”.

 

7. Carmen Omonte

ellosyellas.com.pe

Foto: Ellos y Ellas

La actual Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (primera vez que leo este título, que suena tan estrambótico y extravagante como la ristra oficial de los aristócratas de antaño) me parece a primera vista muy mujer y muy poco vulnerable. Esta poderosa serrana con aire de lozana andaluza me retrotrae a un tipo de hembra fuerte y resoluta, una Ursula Andress huanuqueña capaz de hacerte perder el Norte, temblar el Centro y rendir el Sur.

Annex - Andress, Ursula (She)_02

Ursula Andress estaría orgullosa de Carmen.

Carmen Omonte podría protagonizar perfectamente un espectacular remake de She, la apasionante fábula de Henry Rider Haggard, con ella reencarnando a la inmortal hechicera y consolidándose como una Reina de las Mujeres y Poblaciones Invulnerables.

 

6. Verónika Mendoza

pol3

Foto: Diario La Primera

La vocera de la agrupación Acción Popular Frente Amplio tiene, en efecto, una frente amplia que oculta parcialmente con un relamido flequillo algo aprista. Su carita de merengue y su piel de bizcocho resultan motivos poéticos de peso, así como dignos de alabar son esos ojos dormilones y esas manitas que parecen fragantes gomitas. Suele adornarse con un fular que siempre podrá uno utilizar para colgarse del techo ante la más que previsible negativa de la dulce congresista a transigir con nuestros deseos de rendirle vasallaje y ser sus humildes sirvientes.

Otro detalle nada secundario que me fascina de Verónika es su reticencia a abusar del maquillaje, detalle que recibo con entusiasmo y que no hace sino reafirmar su belleza. Belleza mundana, de persona cercana y con desenfado, sin darse aires, aunque los suyos sean nada menos que aires de Cuzco. Tiene cierta apariencia, por cierto, a hermana pequeña y chancona de Gianella Neyra, lo cual también conlleva su encanto.

 

5. Mercedes Aráoz

MERCEDES ARAOZ

Foto: El Comercio

El vigoroso rostro de Mechita es ortodoxamente vasco, pero los elementos sobresalientes (ojos, nariz y boca) rebosan una sensualidad que compensa la rotundidad de la testa y que, además de hacerla celestial a la vista, despiertan empatía.

Tiene una boca grande, de labios jugosos y bien delineados que, con la coalición de esa naricita alzada acentuándola como tilde carnosa y ese subrayado decidido de su angulosa quijada, nos pide a gritos un beso silente. Sus ojos son pequeños pero bonitos: aguardentosos, cazallosos, apiscolados, propios de una persona a la que le sale el buen humor con los tragos, que se relaja y desencorseta con un desencorchado de más.

Ya está en la cincuentena, pero Meche lleva la edad con reciedumbre envidiable, ayudada por sus trajes sastre, pero también por una fuerza de voluntad que se refleja en todas sus facciones. Y no es una política barrilete ni asexuada, lo cual se agradece mucho en estos tiempos de Merkeles y Bacheletes. Al contrario: una entrevista reciente nos la muestra partidaria de una feminidad sofisticada y hechicera, con un alisado de pelo y unas uñas de esmalte oscuro que realzan a un tiempo tanto su lado femme como el fatale, addamsnizándola (por la Familia Addams) de un modo exquisito.

Es, en suma, un caso ejemplar de mujer que adquiere elementos adicionales de atractivo sexual conforme transita en la madurez: dudo que Mechita joven tuviese el sex appeal de la Meche entrada en años, que no en carnes.

 

4. Nadine Heredia

164991

Foto: Perú21

Nadine me sigue anonadando. Me gusta tanto, que no quiero creer a quienes la acusan de corrupta y de estar en el secreto de los asuntos turbios de Belaúnde Lossio. Lo cual implica que no soy imparcial al juzgarla y que ya estoy comprado por sus encantos: admito que no debería permitírseme votar nunca a una mujer, porque reconozco que lo haría movido por razones despreciables en democracia, como la valoración de su físico o su capacidad de seducción.

Soy de esos raros hombres impresionables a quienes influye la belleza femenina.

Bueno, de hecho votaría por Ollanta también debido a su físico… realmente, no estoy capacitado para votar a nadie, ni hombre ni mujer.

Cada vez que Nadine sonríe en los videos y muestra esos dientes de zanahorívora, siento unas irreprimibles ganas de gritar: ¡Nadine presidenta!

Sí, mi voto está comprado por una sonrisita y unos dientotes.

 

3. Tarcila Rivera Zea 

donna_indigena

Foto: servindi.org

Localicé a tan bella señora (la presentan como “líder indígena”, lo cual me parece una estereotipación discriminatoria, pues deberían tratarla de líder o política a secas: igual que a los demás políticos no los denominan «líderes no indígenas» y el cargo oficial de Obama no es «presidente de color»…) mientras buscaba más candidatas al podio estético en este artículo; pero declaro ante los humanos y ante Dios si es menester que, sin necesidad de conocerla, me arrodillo ante ella, sin pudores ni remilgos, para expresarle mi admiración eterna: en su rostro está su vida. No hay mayor elogio que ése.

Todo en ella lo dice todo: sus ojos hendedores, su nariz perfecta de aletas rotundas, su boca sin cobardías escoltada por viriles líneas nasogeniales, y esas sublimes cejas… Son cejas casi increíbles, casi imposiblemente articuladas. Cejas arácnidas para tejer los hilos de nuestra devoción.

Cuando Tarcila arquea esas cejas diabólicamente divinas, todo en mí se endereza y obedece a su edicto.

Y esa tiara de mechones blancos la convierten en un personaje bigger than life, digna de hechuras míticas y paisajes tolkienianos.

Siento además un fuerte vínculo con ella: me recuerda a mi rama familiar de los Martínez: un poco a mi abuela materna, un cuanto a mi maternal mamá.
Señora Tarcila, es usted el motivo más indiscutible que puedo alegar para demostrar en cualquier lugar del mundo el orgullo que siento de vivir en el Perú.

 

2. Ana María Solórzano

00

Foto: Perú21

No salgo de mi asombro: ¿qué se ha hecho esta ciudadana que ha cambiado de un día a otro? Yo la recuerdo como una chica de rasgos difuminados por lo esponjado de semblante y carnes; y ahora resulta que se ha transformado en una de las mujeres más sexys de la vida pública peruana.

1

Antes. Foto: Perú21

0

Después. Foto: La Prensa

Mi teoría es que el poder le sienta bien: ser Presidenta del Congreso de la República le afila los rasgos, le tiñe los cabellos de negro, la pone dominatriz, le angula la intención, le otorga aplomo en la mirada y una malicia antes carentes en su sonrisa lechuza.

229568

Foto: Perú21

Para bien o para mal de todos, la Sra. Presidenta se ha vuelto una mujer de armas tomar.

1. Cecilia Tait

ceciliatait

Foto: foco.net

Su felina figura de piel canela y labios matadores me remiten a las estrellas del cine blaxploitation estadounidense de los 70, una que en cualquier momento pudiera sacar con su despiadada zurda la Magnum de su bolso para meter bala al que (o a la que) le levante el dedo. Cecilia exuda una actitud chulesca de la que Pam Grier estaría orgullosa.

Me excita su belleza agreste, ese hermoso perímetro craneal y disposición facial de mandíbula vertiginosa que ensancha la mitad inferior del rostro, característica enormemente fotogénica para un prototipo de heroína audaz, y que la emparenta con Jessica Lange, pero en negra (o sea: mejor).

Y cuando veo las imágenes que la llevaron a la gloria en Seúl 88 como jugadora Número Uno del mundo, servidor juega con la imaginación y me figuro cargando a la Matadora sobre mis hombros para que pueda rematar, sin despeinarse, las pelotas por sobre la red, mientras yo hago de caballito trotón a su magistral tutela por toda la pista (metáfora del Paraíso), sometido al designio y mandato de la opresión de sus muslos, relinchante de gozo cual potrillo servil, sus fornidas piernas sitiando sudorosas mis claudicados pescuezo y corazón…

Ya sea con peinado a lo afro, con media melena alisada, con un corte corto o (y que ella me disculpe por las terribles circunstancias en que se dio tal look) su portentoso cráneo rasurado, la Zurda de Oro ha sido y es, parafraseando a Leslie Charteris, toda una dama. Y si a tanta belleza le añadimos los redaños de una mujer hecha a sí misma desde el anonimato en Villa María, a mí ya me tiene ganado.

Me enamora, además, la Tait madura. Es una persona que, en sus 50, se ve de lo más deseable y sinuosa: eso es porque la llama que palpita dentro de su espíritu luchador, sigue tan crepitante y guerrera como cuando competía por el campeonato mundial, veinticinco años atrás.

Cecilia posee la virtud de poder caminar por los más elitistas circuitos de la vida limeña con la elegancia de una pantera que sabe se ha ganado a pulso cada músculo de su cuerpo y lujo adquirido; y estoy seguro de que yo no podría escoger persona de mayor confianza para caminar por los barrios más calientes de la capital…

Exactamente como en El Guardaespaldas: pero yo sería su Whitney y ella mi Kevin.

Por eso, bajo mi criterio, Cecilia Tait es la política más bella del Perú.

3066

Shopping and Dining Near the Pentagon
redtube Said the designers

D Fall 2011 Milan Fashion Week
porno we have one rule of thumb to consider

what do you think about this suit
redtube List down your primary considerations

The Complete History Of Neckties
porno There is one word about wearing socks with sandals

Holiday Inn Hotel Suites DAYTONA BEACH
cartola fc slayers magnificent

Christmas Gift Ideas for Girls Age 8
cartola fc A princess seam

Countdown to Couture Fashion Week NY
kinokiste tartans and tweeds

Early bird ticket prices for Baltimore Fashion Week end on May 31
free hd porn Her attempts at

Hernán Migoya

Escritor y guionista español. Ya está a la venta su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).
Secured By miniOrange