Cholo soy y no me complazcas Viernes, 25 julio 2014

¡VIVA EL PERÚ, HOMBRE! 10 razones por las que muero por ser peruano

Hernán Migoya

Escritor español. Autor del best-seller "Todas putas" y guionista de “Plagio”, primera novela gráfica europea situada en el Perú. También es autor del ensayo erótico "50 peruanas de bandera", coguionista del biocómic "Señorita Laura" (Premio Luces 2015) y acaba de lanzar su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).
Presidente

Foto de Bernardo Zegarra (SoHo Perú).

1. El peruano habla el español más bonito (y más vivo) que jamás he oído.

2. Las naciones europeas son muy viejas y el pasado pesa en exceso. Siendo europeo (y sobre todo español…), uno tiene la sensación de que su patria se DESMORONA de cansancio, mientras que el Perú da la impresión de estar EN PLENO PROCESO DE CONSTRUCCIÓN y no tener miedo a mejorar como sociedad.

3. La ilusión del pueblo peruano se palpa en el ambiente: no hay sentimiento de culpa por un pasado imperialista y, al mismo tiempo, todavía no acusa el lastre de la esclavitud del consumismo y la depresión a la que conduce el exceso de comodidad doméstica, la saturación de ocio incesante y tener la seguridad y certeza de un mañana idéntico al hoy. El peruano todavía lucha en su día a día por salir adelante, y esa falta de garantía del futuro es lo que le hace sentirse vivo y disfrutar el presente con una ingenuidad que a la vez le protege del hastío. El peruano VIVE al minuto: le gusta consumir todo en el momento hasta agotarlo, ya sea el guano, el cebiche o Corazón Serrano.

4. La acogida a los visitantes extranjeros es la más generosa que yo haya vivido, tanto en Pucallpa como en Tacna, en Huancabamba, en Huanchaco, en Cuzco, en Paracas… Debido a mi pánico a tomar aviones, he viajado a selva, costa y sierra en autobús y, gracias a las carreteras peruanas y los choferes ebrios, he superado al fin mi miedo a volar: ahora me da muchísimo más miedo ir por tierra.

5. Los peruanos son, en general, de una educación exquisita. Da gusto, por ejemplo, lo solícitos que resultan aquí los camareros, los quiosqueros, los bodegueros o cualquier dependiente. Es una delicia poder practicar diariamente el arte del saludo y la conversación educada, mientras uno recupera paraísos perdidos de la juventud como el sencillo acto de comprar cigarrillos sueltos, sana costumbre ya irrealizable en mi país desde hace décadas.

6. El Estado peruano es igual de corrupto o más que el español, pero no se entromete tanto en la vida diaria del ciudadano. Es maravillosa la libertad que se goza (y a veces se padece, porque los excesos también quedan impunes) en este país.

7. En Lima puedo oír por la radio mi música predilecta, canciones melódicas españolas de los años 70 que en España ya nadie radia. En general, los peruanos sienten hacia la cultura española mucho mayor respeto que los españoles.

8. Puedo llegar tarde a todas partes sin que mi mala conciencia me angustie. Y puedo mentir descaradamente siempre que use previamente la expresión “lo que pasa es que…”. Y sé que nadie me va a discutir ni a reprochar que soy un mentiroso.

9. Las mujeres peruanas son la mixtura más hermosa del planeta Tierra. Sus ojos son misteriosos, su piel es deslumbrante, tienen sentido del humor, se cuidan las uñas que es una barbaridad y su cariño es sincero.

10. Se vive mucho mejor en el Perú que en Europa: y no hablo de dinero, obviamente. Hablo de mentalidad y goce de la vida. El otro día dos mujeres hechas y derechas se enzarzaron a gritarse insultos en el Metropolitano a propósito de un asiento libre. Sus improperios mutuos resultaban de lo más desagradables y engorrosos para todos los presentes, hasta que un adolescente se volvió y les animó chistoso: “¡Venga, dense un abrazo!”. La tensión se rebajó de inmediato: todos los viajeros reímos con ganas y nos relajamos y las únicas personas incómodas entonces fueron las dos iracundas… Un europeo se habría muerto de miedo al ridículo y timidez antes de proponer en voz alta esa solución festiva. Me encantó formar parte de esa colectividad risueña y desenfadada.

Por eso mismo sería para mí todo un orgullo ser peruano.

Hernán Migoya

Escritor español. Autor del best-seller "Todas putas" y guionista de “Plagio”, primera novela gráfica europea situada en el Perú. También es autor del ensayo erótico "50 peruanas de bandera", coguionista del biocómic "Señorita Laura" (Premio Luces 2015) y acaba de lanzar su nueva novela, "La flor de la limeña" (Planeta Perú).